Una joven española se vistió de hombre y participó en un juego de fútbol para demostrar que tanto hombres y mujeres pueden ser considerados buenos participantes en ese deporte

Brenda Pérez, de 21 años, se convirtió en ‘Dani Pérez’ y sorprendió a los futbolistas de un equipo con su desenvolvimiento y jugadas sobre la cancha. Dani Pérez’ supo responder ante los pases que le enviaban sus compañeros de equipo.

El experimento fue patrocinado por el programa El Hormiguero y solo el director técnico y el árbitro principal conocían el sexo de la jugadora. Durante el «partido» se podía ver cómo algunos jugadores se molestaban por quitarles el balón mientras que otros celebraban sus jugadas.

Casi al final del encuentro, «Dani Pérez» debe lanzar un penal en el arco contrario y, mientras sus compañeros se acomodaban, la joven comienza a quitarse la peluca y los implantes que la ayudaron a disfrazarse de hombre.

Los jugadores no pudieron ocultar su sorpresa al conocer el verdadero sexo de su «compañero».