Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association

Los casos de Hepatitis C aumentaron entre los adultos jóvenes del estado, de acuerdo con un informe publicado recientemente por el Departamento de Salud Pública de California (CDHP).

Según los datos del informe, entre 2007 y 2015 se observó un incremento de casos en un 55 por ciento entre los hombres de 20 a 29 años mientras que en las mujeres del mismo rango de edad el aumento fue de un 37 por ciento.  

“Como médico, he visto de primera mano los efectos mortales de la hepatitis C. Los pacientes con enfermedad hepática avanzada pueden no saber que están infectados hasta que es demasiado tarde “, dijo la Dra. Karen Smith, Directora del CDPH y Oficial de Salud Pública del Estado.

El informe del CDHP destaca también la importancia de las estrategias de prevención así como las pruebas de detección  y tratamiento.

“Dos grupos son la máxima prioridad para las pruebas de hepatitis C – los jóvenes que se inyectan drogas y los baby boomers”, dijo la Dr. Smith.

“Los usuarios de drogas pueden estar en alto riesgo de transmitir la hepatitis C a otros si no están siendo tratados, y los baby boomers pueden estar en riesgo de desarrollar una enfermedad hepática grave, incluso si no tienen síntomas”, añadió.

Trabajo conjunto para educar a la comunidad

Para el logro de estas estrategias, la legislatura de California asignó 2.2 millones de dólares en julio de 2015 para lograr que las personas con esta enfermedad estén conscientes de ella y obtengan los recursos para su cuidado.  

Estos fondos permiten el trabajo conjunto entre el CDHP y cuatro organismos o centros de salud para llevar a los afectados la información y cuidado que necesitan.

Uno de estos centros es el St. John’s Well Child and Family Center, que ofrece servicios en el Sur y Sur Centro de Los Ángeles y la ciudad de Compton.

La labor de St John’s, en este aspecto, es de alcance comunitario a través de dos unidades móviles, para ofrecer servicios a los baby boomers, que son la población nacida entre 1946 y 1964, y la generación más joven.

Aumentan casos de Hepatitis C entre jóvenes californianos
La labor de St. John’s Well Child and Family Center es de alcance comunitario a través de dos unidades móviles (Foto: St. John’s Well Child and Family Center).

Víctor Martínez, director asociado de Programas de Enfermedades Transmisibles y Salud Reproductiva de St John’s, destaca que el centro se han enfocado en llegar a los jóvenes a través de visitas a las escuelas y universidades, para proporcionarles información y acceso a pruebas para detectar la Hepatitis C y el VIH.

“[La prueba] es para asegurar que, si están infectados, detectarlos a tiempo. En caso de que estén infectados también ofrecemos cuidado médico”, dijo Martínez.

Servicios médicos al alcance de la comunidad

Este cuidado médico, señala Martínez, incluye un tratamiento que permite la curación de la Hepatitis C en un lapso de 8 a 12 semanas, dependiendo del caso. Sin embargo, la persona puede curarse pero no queda inmune a infectarse de nuevo.

“Aquí en St. John’s ofrecemos un alcance comprensivo: los identificamos, los enlazamos a cuidados médicos  y los tratamos”, dijo Martínez. “La gran mayoría ha sido curada con medicamentos”.

Martínez enfatizó que la educación comunitaria es un factor importante para ayudar a las personas con Hepatitis C.

“Todavía hay mucha gente que no sabe [sobre la existencia del medicamento]”, dijo Martínez.

“Incluso gente que ha escuchado que hay medicamentos para la Hepatitis C, todavía tiene falsa información sobre efectos secundarios irreversibles y tienen miedo de empezar  el tratamiento”, añadió.

En St John’s, señala Martínez, han visto un incremento de la Hepatitis C entre los consumidores de heroína.  Para ello también se enfocan en el tratamiento para la adicción a este tipo de substancias.

“Pero si el paciente no está listo para detener el consumo de heroína, tenemos un [programa] de intercambio de jeringas y a través de otra organización ofrecemos un servicio de jeringas limpias para evitar que las compartan y aumenten su riesgo de infección”, dijo Martínez.

A pesar del aumento en el número de casos entre los jóvenes, Martínez destaca que los baby boomers es una población con la que se continúan los alcances para la detección y tratamiento de la Hepatitis C.

St. John’s ofrece servicios para la Hepatitis C para las personas aseguradas o las que carecen de seguro médico, incluyendo los pacientes indocumentados.

“Aquí en St. Johns nos aseguramos de ofrecerles los servicios y ver qué programas pueden facilitarles los medicamentos”, dijo Martínez.  

“Los medicamentos llegan a costar hasta miles de dólares pero afortunadamente las [compañías] farmacéuticas tienen programas de asistencia que otorgan estos medicamentos gratuitos”, añadió Martínez.

Se calcula que unos 400.000 californianos viven con hepatitis C crónica, pero muchos no saben que están infectados. Esta infección causa más muertes que las ocasionadas por el VIH.

Martínez aconseja a los jóvenes que pudieran estar en riesgo de contraer Hepatitis C que se hagan el examen.

“Mientras más pronto sepan, evidentemente es mejor para la persona para empezar el tratamiento”, dijo Martínez. “Es mejor que no dejen los años pasar hasta que no sea una Hepatitis C sino que se convierta en cirrosis y que su hígado esté totalmente dañado”.

Aumentan casos de Hepatitis C entre jóvenes californianos
St. John’s Well Child and Family Center se ha enfocado en llegar a los jóvenes a través de visitas a las escuelas y universidades, para proporcionarles información y acceso a pruebas para detectar la Hepatitis C y el VIH (Foto: St. John’s Well Child and Family Center).

#HepatitisC