Ratifican en Perú la condena a exjefes del ejército y de inteligencia por desapariciones
Vladimiro Montesinos, de 72 años, considerado la eminencia gris del régimen de Fujimori (1990-2000), cumple por su parte condenas de más de 20 años por los mismos casos y delitos que el exjefe del Ejército © AFP ALEJANDRA BRUN
Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association

Lima (AFP) – La justicia peruana ratificó la condena de 22 años de prisión al exjefe del Ejército Nicolás Hermoza y al exjefe de los servicios de inteligencia Vladimiro Montesinos, por el asesinato y posterior incineración de tres universitarios opositores al gobierno de Alberto Fujimori en 1993, informó este sábado el poder judicial.

La Segunda Sala Penal concluyó que los responsables mediatos de lo ocurrido con el profesor Justiniano Najarro y los estudiantes Martín Roca Casas y Kenneth Anzualdo fueron Montesinos, Hermoza y el coronel Jorge Nadal.

El tribunal también indicó en su sentencia que los tres desaparecidos fueron asesinados y sus cuerpos quemados en un horno en los sótanos del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE), ubicado en la sede del cuartel general en Lima.

Las tres víctimas habían sido detenidas en 1993 por una patrulla militar en la Universidad Técnica del Callao, en el marco de una operación llevada a cabo por el ejército para enfrentar a los grupos armados Sendero Luminoso y Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

El general Hermoza tiene 83 años y la condena actual se suma a otras por corrupción, secuestro y homicidio. Se lo encontró responsable de la desaparición de más de una veintena de personas a manos de un escuadrón de la muerte del ejército.

Vladimiro Montesinos, de 72 años, considerado la eminencia gris del régimen de Fujimori (1990-2000), cumple por su parte condenas de más de 20 años por los mismos casos y delitos que el exjefe del Ejército.

El tribunal, además, condenó a 15 años de cárcel al exjefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército, el coronel Jorge Nadal, y solicitó su captura.

Merly Anzualdo, familiar del estudiante Kenneth Anzualdo señaló que si bien los jueces hicieron su trabajo al dictar una sentencia condenatoria, aún falta que se ubiquen los restos de sus familiares.

“Al menos debería colocarse una placa en el SIE,que indique allí murieron nuestros familiares”, señaló Anzualdo.

El juicio se había iniciado en 2012 impulsado por la fiscalía y los familiares de las víctimas, y la fiscalía había pedido 35 años de cárcel para Hermoza, Montesinos y Nadal.

Perú fue condenado en 2009 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos por la desaparición forzada del estudiante Kenneth Anzualdo.

La represión estatal a los grupos armados dejó más de 69.000 muertos y unos 15.000 desaparecidos entre 1980 y 2000.