Asunción (AFP) – El presidente paraguayo Mario Abdo Benítez promulgó este martes una ley sancionada por el Congreso para el uso obligatorio de mascarillas en todo el país como prevención contra el covid-19.

Abdo dijo que el tapabocas «sigue siendo la mejor herramienta para proteger a la población del contagio» del coronavirus.

El presidente instó a utilizar barbijo, mantener la distancia social y el lavado frecuente de manos, al considerar que es «la mejor medida que podemos tomar si no queremos otras que generen impacto en las actividades económicas y el comercio».

Paraguay superó el martes los 100.000 contagios de covid-19 desde que se reportó el primer caso en marzo. El último reporte reveló que el número de decesos aumentó a 2.103, con 15 fallecidos en las últimas 24 horas.

La nueva ley dispone que toda persona mayor de 10 años está obligada a usar mascarillas salvo excepciones establecidas por el ministerio de Salud.

Prevé además sanciones por el incumplimiento, que van desde trabajos comunitarios hasta multas de entre 5 y 200 jornales mínimos, entre 400.000 guaraníes (equivalente a 57 dólares) y 20.000.000 (2.850 dólares).

Los locales públicos que incumplan la medida se exponen al cierre temporal de 10 días o al definitivo, en caso de reincidencia.

Contenido relacionado

  • EEUU dona casi 200.000 vacunas anticovid a Bolivia
    Bolivia recibió este domingo un lote de 188.370 vacunas Pfizer contra el covid-19 donado por Estados Unidos mediante el mecanismo Covax, confirmaron autoridades sanitarias.
  • Jefe de gabinete de Perú amenaza con nacionalizar yacimiento de gas
    El jefe de gabinete de Perú, Guido Bellido, amenazó este domingo con nacionalizar el yacimiento de gas natural de Camisea, en la región de Cusco, si la empresa encargada de la explotación y comercialización del recurso se niega a renegociar con el Estado el reparto de utilidades.
  • Autoridades cubanas imponen exilio a artista visual Lavastida
    El joven artista visual cubano Hamlet Lavastida, detenido desde el 26 de junio, fue liberado el sábado y conminado a viajar a Europa, adonde llegó este domingo, confirmó la escritora Katherine Bisquet, quien viajó también.