Tropas israelíes concluyen su misión para ayudar en desastre en mina de Brasil
Miembros de la unidad de rescate israelí llegan para ayudar a los bomberos en la búsqueda de víctimas, cuatro días después del derrumbe de una represa cerca de la ciudad de Brumadinho, estado de Minas Gerais, sureste de Brasil, el 28 de enero de 2019 © AFP Mauro PIMENTEL

Brasilia (AFP) – Un contingente de tropas israelíes concluyó este jueves su misión de apoyo a las tareas de rescate en Brumadinho, en el sudeste de Brasil, donde la ruptura de un dique minero el viernes pasado dejó un balance provisorio de 99 muertos y 259 desaparecidos.

“Las valientes tropas israelíes, cedidas por el primer ministro @netanyahu, concluyen hoy su misión en Brasil. Agradezco, en nombre del pueblo brasileño, al Estado de Israel por los servicios prestados en Brumadinho (Minas Gerais) en alianza con nuestros guerreros de las Fuerzas Armadas y los Bomberos”, tuiteó el presidente Jair Bolsonaro.

El mandatario, de 63 años, envió el mensaje desde el Hospital Israelita Albert Einstein de Sao Paulo, donde se recupera de una cirugía realizada el lunes para que le retiren una bolsa de colostomía que cargaba desde el atentado que sufrió en septiembre pasado.

Un contingente de 136 israelíes llegó el domingo pasado a Brasil con 16 toneladas de equipos, para reforzar las operaciones de búsqueda tras la ruptura de una represa de la minera Vale.

Su presencia se dio en el marco de un acercamiento entre los dos países. Bolsonaro prometió durante la campaña electoral el año pasado que trasladaría de Tel Aviv a Jerusalén la embajada brasileña en Israel, y el primer ministro Benjamin Netanyahu acudió a su ceremonia de asunción, el 1 de enero.

– Polémica y agradecimientos –

Las actividades del contingente israelí dieron pie a una polémica, cuando un comandante del operativo de búsqueda brasileño, el teniente coronel Eduardo Ângelo, aseguró al diario Folha de S. Paulo que los equipos traídos eran “ineficientes”, porque detectaban “cuerpos calientes”, en tanto que en el desastre de Minas “todos los cuerpos están fríos”.

El embajador de Israel en Brasil, Yossi Shelley, rechazó como “noticias falsas” la afirmación y señaló que su país “tiene todo el equipo necesario para salvar vidas, inclusive para bucear en el lodo”.

“Quien esté frustrado con la mejora en la relación entre Israel y Brasil, que se acostumbre y se ‘trague el sombrero'”, agregó el diplomático, citado por Folha.

Para zanjar la polémica, este jueves la cancillería brasileña publicó un comunicado agradeciendo a Israel “el inestimable servicio” que dio al país, atendiendo “rápidamente” un pedido del presidente Bolsonaro.

“Trabajando incansablemente, en estricta sintonía con las fuerzas brasileñas, la misión israelí (…) prestó un inestimable servicio a Brasil, en este momento difícil”, agregó, destacando a los efectivos enviados y al equipo de “alta tecnología” traído al país.

Las búsquedas en la región de Brumadinho (a 60 km de Belo Horizonte, la capital del estado de Minas Gerais) movilizaron en su séptimo día a más 320 bomberos. El miércoles, 400 policías fueron enviados a la zona “para evitar saqueos”, indicó Flávio Godinho, coordinador adjunto da la Defensa Civil de Minas Gerais.

Ante la tragedia, Vale anunció el desmantelamiento de 10 diques similares al que se rompió en Brumadinho, lo cual reducirá durante tres años en 40 millones de toneladas la producción anual de mineral de hierro del grupo, un 10% de su producción total, y requerirá una inversión de 5.000 millones de reales (unos 1.300 millones de dólares).

El martes, la policía detuvo a cinco ingenieros, tres de ellos funcionarios de Vale, responsables por la autorización de la mina Córrego do Feijao y se le bloquearon 11.800 millones de reales (más de 3.100 millones de dólares) para resarcir daños personales y ambientales y asegurar el pago de salarios.