México presenta política migratoria basada en protección de DDHH y desarrollo social
Una niña que integra la caravana de migrantes centroamericanos que quieren entrar a EEUU desde México, lee mientras sus allegados trepan al muro fronterizo en Playas de Tijuana, estado de Baja California, el 12 de diciembre de 2018 © AFP Guillermo Arias

México (AFP) – El nuevo gobierno de izquierda de México centrará su política migratoria en el respeto a los extranjeros y mexicanos que quieran movilizarse por el territorio  nacional y en el desarrollo social, en apego al Pacto Mundial de Migraciones, dijo el miércoles el canciller Marcelo Ebrard.

Este miércoles “quedó aprobado el Pacto Mundial para una migración segura, ordenada y regular por la ONU. México coincide con este pacto y por ello creamos esta nueva política migratoria”, declaró Ebrard.

El plan para el sexenio 2018-2024 “tiene dos ejes. El primero tiene énfasis en el respeto y promoción a los derechos humanos de los migrantes. El segundo es el desarrollo social y económico”, dijo a su vez el titular del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén.

Los migrantes que llegan actualmente a México, “que provienen de Centroamérica,  se han movilizado de manera forzada y obligada por factores de desarrollo socioeconómico o de fragilidad de los estados”, prosiguió Guillén.

Uno de los puntos del nuevo plan migratorio será ampliar el programa de visas laborales fronterizas de Guatemala y Belice a El Salvador y Honduras.

México atenderá “de manera prioritaria a mexicanos en el exterior y en Estados Unidos” y “apoyará los procesos de regularización” de los extranjeros que ingresen al país, añadió el titular del INM.

Actualmente se encuentran en la ciudad mexicana de Tijuana miles de migrantes que han llegado en caravanas en los últimos dos meses con la esperanza de que Estados Unidos les brinde refugio.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, que asumió el 1 de diciembre, tiene planeado otorgar miles de tarjetas de “visitante por razones humanitarias” a integrantes de esas caravanas para que puedan transitar por territorio mexicano y acceder a servicios públicos y de empleo.