Managua (AFP) – Una organización humanitaria de Nicaragua anunció este jueves que pedirá a la CIDH medidas cautelares para más de 60 periodistas que han sido intimidados o amenazados de muerte por cubrir las protestas contra el gobierno, informó este jueves una fuente gremial.

“Vamos a pedir medidas cautelares” para más de 60 periodistas de medios independientes y de oposición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), informó en rueda de prensa el director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH, local), Marcos Carmona.

Carmona hizo el anuncio tras recibir denuncias de amenazas de muerte de nueve periodistas de la opositora Radio Corporación, de alcance nacional, que trabajan en el interior del país.

“Es preocupante que quieran callar a los periodistas a través de amenazas, asedios y persecución”, dijo Carmona, agregando que son “actos cobardes de grupos afines al gobierno” de Daniel Ortega.

Entre los afectados está un comunicador de la sureña ciudad de Masaya, Yilber Idiaquez, por cuya cabeza un desconocido ofreció 5.000 dólares en las redes sociales.

Parece “que estamos en el salvaje oeste en Nicaragua”, dijo Carmona, en relación a las recompensas que se ofrecían por los bandoleros en el viejo oeste norteamericano en el siglo XIX.

Idiaquez, por su lado, teme que estas amenazas alienten a “cualquier persona a atentar contra mi integridad y de mi familia”, aunque dijo no dejará de trabajar.

La CIDH informó en julio que ha otorgado medidas cautelares a 64 nicaragüenses que se encontraban en riesgo grave producto de la crisis que vive el país a raíz de las protestas de abril, que fueron reprimidas por el gobierno y dejaron más de 300 muertos.