Puerto Príncipe (AFP) – Centenares de personas se manifestaron este viernes en Puerto Príncipe respondiendo a un llamado lanzado en las redes sociales para denunciar la corrupción y la gestión opaca de fondos prestados a Haití por Venezuela durante más de una década.

“Cuando se ve el alcance de la miseria y de los problemas del país en materia de salud, de educación, de ambiente es terrible saber que más de 3.000 millones de dólares han sido despilfarrados”, deplora Bernard Gotchen.

En medio de la multitud congregada delante del edificio de un organismo que supervisa la gestión de los fondos públicos, este hombre de 33 años luce con orgullo una remera con una inscripción que retoma una de las consignas agitadas en las redes sociales: “Kote kob Petrocaribe a?” (¿Donde está el dinero de Petrocaribe?).

El movimiento “Petrocaribe Challenge”, lanzado a mediados de agosto en Twitter por personalidades del medio cultural haitiano, llamó a los internautas a fotografiarse con una pancarta en la mano reclamando que la justicia rinda cuentas.

Esta campaña virtual se concretó el viernes con una concentración que reunió a varias centenas de personas, en su mayoría jóvenes que jamás habían manifestado.

Desde hace 12 años Haití está inscrita en el programa Petrocaribe, lanzado por el expresidente venezolano Hugo Chávez para permitir a varios países latinoamericanos y caribeños adquirir productos petroleros a precios ventajosos y pagar sus facturas a 25 años con un interés de 1%.

“Cuando Venezuela inició este programa, fue seguramente con la idea de que todos los pequeños países dejaran de padecer las altas tasas de interés del FMI y de las otras instancias internacionales: nos dieron una tasa de interés baja para que pudiéramos desarrollarnos. Todos los que robaron ese dinero deben ir a la cárcel”, proclamó Gerdy Ithamar Pierre-Louis, una estudiante de derecho de 23 años.

Numerosos manifestantes entonaron cánticos pidiendo la detención de los corruptos y exhibían fotografías de exministros y altos funcionarios acusados de haber administrado de mala manera los fondos de Petrocaribe o haberlos utilizado en provecho personal.

Dos investigaciones del Senado haitiano llevadas a cabo en 2016 y 2017 sobre el mal uso de 2.000 millones de dólares de ese fondo habían concluido con la acusación de una docena de exministros pertenecientes al partido actualmente en el poder, pero ninguno de ellos fue objeto de procesos judiciales.

“Soy realista: sé que no hay justicia en mi país y por eso es que estoy aquí”, concluyó Gerdy Ithamar.