Ken y Jane Gremling celebrarán su 47 aniversario de boda en noviembre.

“Nunca habría pensado, después de tres semanas de noviazgo y luego el matrimonio que estaríamos casados por tanto tiempo”, dijo Jane. “¡Estaban apostando cuánto duraría!”

Naturalmente, los Gremlings tienen muchas cosas en común, pero nunca esperaron que el cáncer de mama fuera uno de ellos.

“Dije, ‘maldita sea’, ¿hemos compartido todo por 47 años y ahora estamos compartiendo esto? Dije, esto es para tener un poco de miedo “, dijo Jane.

En diciembre de 2017, Ken encontró un bulto en su seno derecho mientras se bañaba. Unas semanas más tarde su pezón comenzó a sangrar.

“Él (el médico) regresó y dijo que la biopsia resultó cáncer”, dijo Ken.

Las estadísticas muestran que el cáncer de mama afecta aproximadamente a una de cada ocho mujeres, pero solo a uno de cada 800 hombres.

“No es tan común, pero sucede, esa es la clave, los hombres pueden desarrollar cáncer de mama“, dijo el Dr. Jame Abraham, director de Oncología Mamaria de la Clínica Cleveland.

Ken decidió someterse a una mastectomía y, justo cinco meses después, la mamografía de Jane reveló una masa.

“Teníamos nuestros tumores exactamente en el mismo lugar, en el mismo seno”, dijo Jane.

Jane también decidió hacerse una mastectomía y encontró fortaleza en la experiencia de su esposo.

“Sentí que si él estaba bien, que iba a ser exactamente como él, porque así es como ha sido toda nuestra vida”, dijo Jane.

Los Gremlings dijeron que incluso tienen la misma receta ahora: ambos tomarán una píldora durante los próximos cinco años para reducir el riesgo de que el cáncer regrese.

¿La única diferencia en su cuidado? Jane optó por someterse a una cirugía de reconstrucción después de su mastectomía.

La pareja ahora está libre de cáncer y dice si usted es hombre o mujer: el diagnóstico temprano salva vidas.

“Hágase sus exámenes de detección, no se sienta mal, simplemente vaya y haga lo que le piden que haga, porque si lo detecta temprano, estará bien”, dijo Jane.