Gobierno de México rechaza la violencia tras asesinatos de candidatos

México (AFP) – El gobierno de México llamó este domingo a los políticos a no incitar a la violencia y condenó los asesinatos cometidos contra candidatos de cara a las elecciones del 1 de julio, en las que se votará presidente, congresistas y varios cargos estatales y municipales.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) “condena enérgicamente las agresiones hacia candidatos y rechaza de manera categórica los llamados, cualquiera que sea su origen, a la violencia o a violentar las leyes electorales”, dijo en un mensaje a medios Alfonso Navarrete, secretario de Gobernación.

También hizo un llamado “a todos los actores políticos para que el contraste y el debate no se conviertan en encono y división”, y condenó “enérgicamente las agresiones hacia candidatos”.

Los crímenes contra políticos locales han aumentado en México en la antesala de los comicios de julio. Según recuentos de medios locales, suman unos 30 políticos locales asesinados en lo que va del año.

El último de ellos fue José Remedios Aguirre, quien buscaba la alcaldía del municipio de Apaseo el Alto en el céntrico estado de Guanajuato y fue asesinado a tiros el viernes, a plena luz del día, cuando salía de un acto político.

Según las autoridades, bandas criminales dedicadas al robo de combustible estarían detrás del crimen.

Este mismo domingo, la fiscalía de Jalisco (oeste) anunció que investiga la agresión en contra del equipo de campaña del candidato a la presidencia municipal de Chapala, Moy Anaya.

El ataque, que dejó dos militares con heridas de bala y otro hombre con una lesión en la cabeza por un golpe, ocurrió en la madrugada afuera de la casa de Anaya, abanderado del partido Movimiento Ciudadano.

En el lugar de los hechos, los agresores dejaron un mensaje con amenazas contra de candidato.

“Señalo como probable responsable al candidato del (oficialista Partido Revolucionario Institucional) PRI, Javier Degollado González, porque uno de los que detonaron el arma es un chofer y escolta”, denunció ante la prensa Anaya.

El fiscal de Jalisco, Raúl Sánchez, informó en Twitter que tras estos hechos se ha “reforzado la vigilancia en Chapala para garantizar un proceso electoral seguro”.

Desde hace más de una década, México es azotado por una ola de violencia generada por cárteles narcotraficantes que muchas veces cuentan con la connivencia de autoridades corruptas, y se dedican también a extorsionar, secuestrar y robar combustible de la estatal Petróleos Mexicanos.