Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association

Si siente que está viendo más información sobre calorías en los menús de tus restaurantes favoritos, su vista no le miente.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos recientemente comenzó a exigir a las cadenas de restaurantes que enumeren el etiquetado nutricional de calorías y otros elementos del menú.

La regla de publicación de calorías tiene como objetivo lograr que los estadounidenses tomen decisiones más saludables cuando comen fuera de casa.

Sin embargo, un estudio reciente mostró que sólo alrededor de la mitad de las personas en los restaurantes ni siquiera notan la información calórica cuando aparece en los menús.

Y cuando lo hacen, no siempre influye en la toma de decisiones.

Susan Albers, doctora en psicología de la Clínica Cleveland, destacó que puede ser fácil sentirse abrumado por todo el recuento de calorías, por lo que es mejor mantener la información en perspectiva.

Contenido relacionado
Todos necesitamos agua para una vida saludable – ¿pero cuánta?

“Es importante recordar que esta es una herramienta: su intención es ayudar a educar; brindar a la gente más información, pero no la use como juicio “, dijo. “La esperanza es crear conciencia y que busque más educación sobre nutrición”.

Albers añadió que las personas a menudo se sorprenden por la cantidad de calorías en los alimentos del restaurante. Y muchas veces, señaló que las personas solo toman sus decisiones influidas por los productos que son muy altos en calorías, ya sea buscando un producto con menos calorías o optando por una porción más pequeña.

Y mientras que publicar información nutricional aumenta la conciencitazion, Albers dijo que no siempre significa que las personas sabrán qué hacer con esta información.

Tambien destacó que, con suerte, logrará que las personas sean más conscientes de sus elecciones, pero que solo el tiempo dirá qué tipo de impacto duradero podría tener.

“Lo que es probable que suceda es que abrirá una conversación”, dijo Albers. “Vamos a tener mucha más conciencia y discusión sobre los alimentos que nos sirven, cómo tomamos decisiones; por qué tomamos esas decisiones y cómo comerlas de una manera más consciente “.

Albers dijo que es importante observar que la investigación ha demostrado que las personas que luchan con trastornos alimentarios a menudo se ven negativamente afectadas por las listas de calorías.

Para aquellos que se sienten abrumados o motivados por la información calórica, recomienda reunirse con un profesional de la salud que pueda ayudar a desarrollar una estrategia para tratar con estas nuevas etiquetas de calorías.

Los resultados completos del estudio se pueden encontrar en la Revista de la Academia de Nutrición y Dietética.