Capturan a jefe narco en Asunción y lo deportan a Brasil
Capturan a jefe narco en Asunción y lo deportan a Brasil

Asunción (AFP) – Un líder del Primer Comando da Capital (PCC), uno de los dos principales carteles de droga de Brasil, fue capturado en Asunción y entregado a la policía de su país, informaron autoridades paraguayas.

En un operativo relámpago que finalizó la noche del miércoles, el brasileño Eduardo Aparecido de Almeida, de 39 años, más conocido como “Piska”, fue sorprendido por agentes antidrogas en la lujosa residencia que alquilaba.

En el allanamiento también fue detenido su compatriota Ricardo Moraes Alves, de frondosos antecedentes penales, y un oficial de policía paraguayo que oficiaba de custodio, según se informó.

La presencia del policía como cobertura dio participación a la unidad de Asuntos Internos de la fuerza, que investiga un supuesto vínculo con altos jefes uniformados locales, informó la Secretaría Antidrogas de Paraguay (Senad).

De Almeida y Moraes fueron transportados en avión hasta Ciudad del Este (330 km al este de Asunción), en el límite con Brasil, donde fueron entregados a representantes de la Policía Federal brasileña.

En la vivienda allanada, perteneciente al exfutbolista argentino Roberto Nanni (ex Vélez Sarsfield y ex Cerro Porteño), residente en Asunción, fueron halladas dos camionetas y dos motos lujosas, más de 100.000 dólares en efectivo, y billetes brasileños y de Paraguay.

Nanni aclaró a periodistas que había confiado a una inmobiliaria el alquiler de su propiedad.

El precio de alquiler mensual es de 2.500 dólares, y el brasileño había entregado 16.000 dólares como adelanto, relató el jefe antidrogas, Hugo Vera, en conferencia de prensa.

En el momento de la detención, De Almeida trató de quemar documentos que fueron rescatados por el Ministerio Público e intentó fugarse trepando una muralla, pero fue conminado a entregarse, según se observa en un video grabado por los agentes antidrogas.

El jefe Antidrogas estimó en 20.000 los llamados “soldados del PCC” que operan en el Cono Sur.

“El PCC es una organización criminal que se desenvuelve por células. Tiene bien organizado su modus operandi”, explicó el policía.