Sao Paulo (AFP) – El Hospital Israelita Albert Einstein de Sao Paulo desarrolló una metodología genética para detectar la covid-19 que, asegura, podría ampliar de forma exponencial la capacidad de diagnóstico de Brasil, donde la falta de exámenes dificulta el combate a la pandemia.

«Es un examen de diagnóstico con una tecnología innovadora, nadie hizo eso en el mundo. Incluso registramos una patente internacional», explicó a la AFP el doctor Sidney Klajner, presidente del centro médico, un referente regional.

La toma de la muestra se realiza con hisopos en la nariz y boca. La innovación viene en el análisis de las muestras. Gracias a una tecnología de Secuenciación de Nueva Generación, utilizada para estudios genéticos, se identifica el ácido ribonucleico (ARN) presente en el virus. Los resultados están listos en hasta 72 horas.

La metodología permite pasar de procesar 96 muestras de forma simultánea a 1.536 por máquina.

El trabajo fue desarrollado por una empresa emergente especializada en estudios genéticos, que surgió bajo el paraguas del centro de innovación del hospital.

Con el inicio de la pandemia, y la disminución de la demanda de estudios genéticos, los científicos del laboratorio molecular y la empresa emergente sumaron esfuerzos y trabajaron durante dos meses en esta línea de investigación.

El hospital cuenta con seis máquinas que comenzarán a procesar muestras en junio. Así, sólo el hospital pasaría de procesar 2.000 muestras a, por lo menos, 11.000 muestras por día.

«Esto podría revolucionar, en el sentido de realizar diagnósticos en masa, con una escala mucho mayor. Y a un costo menor porque hay alternativas en Brasil que no exigen importación», explica el doctor Klajner.

La tecnología puede diagnosticar el virus desde el primer día, aunque la sensibilidad es mayor a partir del quinto día de incubación. Ampliar la capacidad permite masificar los test que en Brasil, hasta ahora, se reservan con prioridad a quien llega con síntomas graves de la enfermedad.

Brasil, con 438.238 casos confirmados y 26.417 muertes por covid-19, es el segundo país con más contagios y el sexto en víctimas fatales.

Sin embargo, especialistas estiman que debido a la falta de exámenes, el panorama real de contagios podría ser hasta quince veces peor.

Con 210 millones de habitantes y dimensiones continentales, Brasil ha distribuido hasta el 26 de mayo 6,6 millones de test rápidos para covid-19.

Laboratorios públicos y privados han procesado en el mismo período 871.839 exámenes RT-PCR, una tasa de 4.251 pruebas por cada millón de habitantes. El número es muy inferior al de algunos países de Europa o Estados Unidos.

«Sabemos que [la falta de exámenes] limita la adopción de medidas de contención, de salud pública, para evitar la dispersión de esta enfermedad», subrayó el doctor Joao Renato Rebello Pinho, coordinador del Laboratorio de Técnicas Especiales.

Contenido relacionado

  • El ATLC combate la desnutrición grave en los niños menores de cinco años
    En la actualidad, el producto se fabrica en unos 20 países, pero ampliar la producción ha encontrado el obstáculo de que no encaja fácilmente en las categorías existentes, por lo que no se le ha dedicado una norma específica.
  • Pesca de carpas en Albania comienza una nueva etapa
    Hubo un tiempo en que la carpa era la “reina del lago Shkodër”. Abundante en la mayor masa de agua continental de la península de los Balcanes, la carpa fue un recurso vital para los pescadores y sus comunidades durante generaciones.
  • Los esfuerzos para reducir las emisiones del ganado en el planeta
    Mediante la inversión en formas más adecuadas de alimentar y manejar el ganado, podemos preservar los medios de vida y proporcionar a las personas una mejor alimentación a la vez que reducimos los efectos nocivos del metano y de otros gases emitidos en la cadena de valor ganadera.