Insisten en quitar fueros a presidente de Guatemala por sospechas de corrupción
La fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras (I), y el jefe de la Cicig, Iván Velásquez, durante una conferencia de prensa en Ciudad de Guatemala, el 10 de agosto de 2018 © AFP Orlando ESTRADA
Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association

Ciudad de Guatemala (AFP) – La fiscalía y una misión antimafias de la ONU en Guatemala presentaron este viernes una nueva petición para quitar los fueros e investigar al presidente Jimmy Morales por sospechas de corrupción en las finanzas de su partido durante la campaña electoral de 2015.

La fiscal general, Consuelo Porras, dijo en conferencia de prensa que encontraron “nuevos hechos” que apuntan a que Morales evadió el reporte de casi un millón de dólares a la autoridad electoral en las finanzas del partido oficial, el derechista FCN-Nación.

“Se estableció que el señor Jimmy Morales, en su calidad de secretario general, no reportó la aportación de recursos” a la agrupación política, declaró Porras, quien explicó que ello implica el delito de financiamiento anónimo.

De acuerdo con Porras, los aportes fueron destinados al pago de fiscales del partido durante las elecciones generales y el balotaje de 2015, así como la impresión de volantes publicitarios y calendarios de bolsillo y otros gastos.

La petición de la fiscalía fue acompañada por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a la ONU que apoya en las pesquisas judiciales y que dirige el exjuez colombiano Iván velásquez.

Los nuevos elementos surgieron tras la declaración de una empresaria que afirma haber apoyado la campaña de Morales.

El primer intento para quitar los fueros a Morales por sospechas de ilegalidades en el financiamiento de su campaña ocurrió en agosto del año pasado, después de que la exfiscal Thelma Aldana y Velásquez lo señalaron de recibir otros fondos ilegales de campaña por casi un millón de dólares.

Esa petición ha sido rechazada en dos votaciones en el Congreso, mientras que Morales ocasionó en septiembre una crisis al intentar expulsar del país al exmagistrado colombiano, tras acusarlo de injerencia.

Al conocer el nuevo caso en su contra, Morales señaló en un comunicado que “confía en un procedimiento enmarcado en derecho y ajeno a intereses políticos” y que “deja en manos de las instituciones consagradas en la Constitución Política de la República la solución a esta nueva causa”.

El año pasado, Morales también enfrentó un proceso para que se le quitaran los fueros tras una denuncia de una organización social de que recibió un bono de 6.600 dólares del Ejército adicionales a su salario; el caso fue rechazado por la justicia después de que el mandatario devolvió los fondos.