Migrantes protestan contra Donald Trump en fronteriza ciudad de Tijuana
Miembros de la organización "Angeles sin Fronteras" queman una imagen del presidente de EEUU, Donald Trump, durante una protesta en la frontera de México con Estados Unidos, en Playas de Tijuana, el 10 de mayo de 2018 © AFP OMAR MARTINEZ
Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association

Tijuana (México) (AFP) – Al ritmo de música tradicional mexicana, varios migrantes subieron este jueves la barda fronteriza entre México y Estados Unidos en la ciudad de Tijuana para colocar mantas en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Alto a las deportaciones masivas, Trump no pagaremos tu muro”, decían los letreros colocados en Playas de Tijuana, a un costado del Océano Pacífico.

“No es la primera vez que lo hacemos”, gritó el activista Sergio Tamai, director de Ángeles Sin Fronteras, una asociación de apoyo a los migrantes.

En el marco de la celebración del Día de las Madres, los manifestantes repitieron “Trump, chinga tu madre”, un insulto que en México significa joder de la madre.

Lo que hicimos “es la expresión verbal y simbólica con la que un mexicano manifiesta su mayor indignación y coraje contra una persona que lo ha ofendido”, expresó Tamai.

El activista propuso también un boicot a Estados Unidos ante los insultos de Trump. “Hasta que seamos millones de mexicanos que no pasemos a comprar a Estados Unidos. Para demostrarle a Trump que del poder de compra de los mexicanos viven ciudades fronterizas en su país”, declaró.

“Le pedimos que pare las deportaciones y que no obligue al gobierno de México a instalar un muro en la frontera sur, como también quiere”, declaró José María Castro, encargado del albergue para migrantes Juventud 2000.

Los activistas quemaron también una piñata con la figura del presidente estadounidense, un acto que observaron desde el vecino país los agentes de la patrulla fronteriza que vigilan el área.

La relación entre México y Estados Unidos se ha tensado desde que Trump estaba en campaña y amenazó con construir un muro en la frontera entre ambos países, que según él, sería pagado por los mexicanos y con abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde 1994.