A gustín Moscorro acaba de culminar un entrenamiento que lo capacita en la recolección de muestras de plomo en áreas afectadas por la contaminación de esa sustancia tóxica. Pero fue a través de un centro de empleo en Los Ángeles que se enteró del curso.

“Me encontraba en una mala situación económica cuando llegué a este lugar y obtuve la información del curso”, dijo Moscorro, quien está criando a su hijo de cinco años como padre soltero.  «El centro ha sido una ventaja para mí y las personas que trabajan aquí me han motivado. Lo que más me gusta de aquí es el deseo de ellos de ayudar a otros”.

Moscorro tomó el curso en el LATT Tech y acaba de obtener un trabajo en una empresa de investigación ambiental con sede en Ontario, California.

“Hay personas que no saben sobre este tipo de ayuda. Yo fui uno de ellos, que llegó aquí buscando ayuda y siempre digo a los que necesitan que vengan al WorskSource Center, porque aquí hay gente esperando para ayudarlos”

Un centro con muchas oportunidades

Al igual que Moscorro, cientos de personas del área de Los Ángeles obtienen apoyo del Centro de Empleos de la empresa Goodwill del Sur de California, en para obtener empleo o prepararse para el mercado laboral. El centro está ubicado en el 342 N. San Fernando Rd., en Los Ángeles.    

Goodwill
Agustín Moscorro es uno de las cientos de personas en el área de Los Ángeles que reciben apoyo en el Centro de Empleos de Goodwill del Sur de California (Foto: Hispanos Press).

El servicio que ofrecen es gratuito y para optar por los mismos, las personas se inscriben en el centro y asisten a que se ofrece cada lunes. Luego se determina si reúnen los requisitos que incluyen ser mayor de 18 años, tener documentos que les permita trabajar legalmente y demostrar que están dispuestos a encontrar un empleo.

Una vez aceptados, se les asigna una persona encargada de su caso, que le proporciona asesoramiento individual, supervisa que tenga transporte para el trabajo o una entrevista, esté preparado para la entrevista, elaborar su curriculum. Si la persona necesita clases de inglés, lo envían a clases de ESL.

Carmen Jacinto, directora de programas del Centro de Empleos de Goodwill, destacó que durante el año fiscal del establecimiento, entre julio y junio del siguiente año, deben registrar 1,650 personas

“Hemos visto menos personas venir al centro, especialmente porque la economía ha mejorado un poco”, dijo Jacinto.

También han visto personas que han trabajado por muchos años para la misma compañía sin tener un certificado o diploma y cuando necesitan buscar empleo en otros lugares, no tienen las habilidades para hacerlo, especialmente por medio del internet.

 “Para eso estamos aquí”, dijo Jacinto. “Porque tenemos empleadores con quienes podemos ponerlos en contacto y ayudarlos a seguir adelante”.

Para la obtención de empleos, el Centro ofrece servicios de contratación con empresas, que lo necesiten, sin costo alguno. Para ello, representantes de las compañías llegan hasta el lugar o el centro selecciona de trabajadores calificados que asisten al lugar para prepararse.

“Nos llegan llamadas de diferentes compañías, desde pequeñas a grandes empresas que necesitan personal. También tenemos agencias de empleo que cuando necesitan contratar personal y no saben dónde ir, nos contactan a nosotros”, dijo Jacinto.

Cada seis meses, el primer sábado del mes, ofrecen cupones de transporte a cualquier persona que lo necesite, esté o no registrada en el centro. Con esos cupones, las personas obtienen descuentos en los autobuses.

Entrenamiento para quienes más lo necesitan

El entrenamiento vocacional puede extenderse desde 2 semanas hasta 6 meses y les ofrece una certificación que los ayuda a regresar al mercado laboral. Estos certificados incluyen las áreas del cuidado de salud, producción, seguridad, transporte, entre otros.

La población que llega al Centro en busca de apoyo incluye personas de bajos ingresos o sin hogar, veteranos, o aquellos que reciben ayuda federal como estampillas para comprar alimentos.

“Ayudamos a las personas mas necesitadas y que realmente necesitan un empleo”, dijo Jacinto, destacando que la mayoría de las personas que no hablan inglés son de origen chino o latino. 

Goodwill
Carmen Jacinto, directora del programa de empleo y capacitación, señaló que muchos de los beneficiarios son latinos (Foto: Hispanos Press).

Goodwill del Sur de California también posee un programa de entrenamiento para personas con discapacidades físicas o mentales para incorporarlos al mercado de trabajo. Este programa también incluye asistencia en la búsqueda de trabajo.

Uno de esos programas es el de servicios de mantenimiento, en el cual se entrena a las personas para trabajar en la limpieza de oficinas durante un periodo de 80 días. Una vez concluido el entrenamiento, son contratados por diferentes compañías, ya sea dentro de las tiendas de Goodwill o en el sector privado.

Pero también ofrecen ese tipo de entrenamiento a personas que han salido de prisión y necesitan reintegrarse a la sociedad y al mercado laboral. El programa, coordinado a través de LA RISE, les brinda la oportunidad de obtener un sueldo durante el periodo de capacitación, además de asesoramiento para encontrar un empleo.

Robert Dixon, actual supervisor del programa de mantenimiento, es un ejemplo de lo que Goodwill ofrece a las personas que acaban de salir de prisión.

“Pude ver, de primera mano, cómo funciona el  lema de Goodwill, ‘transformar las vidas a través del trabajo’. Mi vida se transformó con el trabajo”, dijo Dixon, quien utiliza su propia experiencia para motivar a otros a cambiar sus vidas.

“Goodwill me dio la plataforma para prepararme para mi vida. Y cuando [los estudiantes] me dicen que no pueden hacerlo, les digo que si yo lo hice, ellos también pueden”.

Un siglo de “buena voluntad’

La empresa Goodwill del Sur de California es el motor detrás de estos servicios para quienes necesitan entrar o regresar al mercado de trabajo en Los Ángeles, Riverside y San Bernardino.

Los comienzos de esta empresa se remontan cien años atrás, con el esfuerzo de Katherine Higgins, fundó la empresa en este lado del país, en un local cerca de la Placita Olvera. Allí vendía mercancía a bajo costo y dando empleo a inmigrantes o personas de bajos recursos.

Los programas de Goodwill, una empresa sin fines de lucro, son financiados en su mayor parte por las donaciones a las tiendas, que luego son vendidas a bajo precio.

“Cuando las personas donan, realmente están ayudando a su propia comunidad, especialmente a los individuos que necesitan ayuda dentro de su comunidad”, dijo Marla Eby, directora de mercadeo y comunicaciones de Goodwill del Sur de California.

 

  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California Entrada
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California Entrada
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California transformando vidas
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California empleados
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California donde se localiza
  • ceneval, Ventanilla de Oportunidades Educativas , Consulado General de México en Los Ángeles
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California con ordenadores
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California ayuda con emepleos
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California cartelera de empleos
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California entrada
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California entrenamiento
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California historia
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California historia
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California comienzo
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California logros para 2016
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California tienda en Los Angeles
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California tiendas
  • Un siglo de ‘buena voluntad’
  • Un siglo de ‘buena voluntad’ en el Sur de California es para todos

Artículo anteriorMuere el divo mexicano Juan Gabriel a los 66 años de edad
Artículo siguienteComunidad inmigrante «enjuiciará» a Arpaio
Marvelia Alpízar (Venezuela). Periodista, educadora y traductora. Fundadora del medio en línea Hispano Press, en Los Ángeles (California). Durante 3 años se desempeñó como reportera para el diario “La Opinión” de Los Ángeles (2012 – 2015). Trabajó como maestra de inglés como segundo idioma (ESL) y español como idioma extranjero en escuelas primarias de Carolina del Sur y Georgia (1999 - 2011). Trabajó como profesora de inglés como idioma extranjero (EFL) para el Laboratorio de Idiomas de la Universidad de Carabobo (Valencia, Venezuela). Licenciada en Educación por la Universidad de Carabobo, Venezuela (1995) y Periodismo Impreso por el St. Mary-of-the-Woods College, Indiana (2008). Maestría en Periodismo Digital por el Sistema de Universidad Virtual de la Universidad de Guadalajara (2018)