Brasilia (AFP) – El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, nombró este miércoles al cuarto ministro de su futuro gobierno, el astronauta Marcos Pontes, que estará al frente de la cartera de Ciencia y Tecnología.

“Comunico que el teniente coronel y Astronauta Marcos Pontes, ingeniero formado en ITA, será indicado para el ministerio de Ciencia y Tecnología”, escribió el dirigente ultraderechista en Twitter.

Piloto de combate, Marcos Pontes, de 55 años, fue el primer brasileño en viajar al espacio, en 2006, a bordo de un cohete Soyuz, que lo llevó a la Estación Espacial Internacional (ISS), donde pasó una semana.

Pontes es el cuarto ministro confirmado por Bolsonaro desde que fue electo el pasado domingo.

Antes ya había confirmado a otro militar, el general Augusto Heleno Ribeiro, en Defensa; al diputado Onyx Lorenzoni como jefe de gabinete y al economista Paulo Guedes al frente de un superministerio del área económica.

En el marco de su plan de reducción de los gastos del Estado, Bolsonaro anunció que recortará de 29 a 15 el número de ministerios, lo que dio lugar por ahora a dos polémicas fusiones: la que unirá las actuales carteras de Hacienda, Planificación e Industria y Comercio Exterior en Economía, y la que fusionará Agricultura y Medio Ambiente.

Esta última fue especialmente criticada por organizaciones ambientalistas y por el actual ministerio de Medio Ambiente.

El presidente electo viajará la próxima semana a Brasilia para reunirse con el actual presidente Michel Temer y seguir los trabajos del equipo que gestionará la transición hasta la toma de posesión, el próximo 1 de enero.

El jefe de gabinete de Temer, Eliseu Padilha recibió a Lorenzoni en el Palacio de Planalto en lo que calificó como “inauguración formal de la transición”.

“Ahora empieza una fase muy importante de nuestro trabajo, hablar poco y trabajar mucho para que Brasil pueda recoger buenos resultados en el gobierno de Jair Bolsonaro”, explicó Lorenzoni.

El futuro jefe de gabinete le entregó a Padilha una lista con los primeros 22 nombres, de los 50 que el presidente electo puede designar por ley en el equipo de transición.