Bogotá (AFP) – El gobierno de Colombia anunció este lunes que excluirá del proceso de vacunación masiva contra el covid-19 a los venezolanos en situación irregular, que rondan el 55% de los 1,7 millones de personas de esa nacionalidad en el país.

El presidente Iván Duque señaló a Blu Radio que los venezolanos en el territorio solo serán vacunados si tienen la nacionalidad colombiana o si están al día con la ley migratoria.

«Quienes no tengan en este momento la acreditación de ser ciudadanos colombianos, y que no tengan regularizada su situación migratoria, por supuesto que no» serán inmunizados, afirmó el mandatario.

Duque agregó que sin esas condiciones el gobierno estaría «casi que (haciendo) un llamado a la estampida; a que todo el mundo cruce la frontera a pedir que lo vacunen».

Sin relaciones diplomáticas con el gobierno de Nicolás Maduro, el país acoge a la mayor población que ha migrado desde Venezuela desde 2015 por la severa crisis social en la decaída nación petrolera.

A octubre había en Colombia poco más de 1,7 millones de venezolanos, según la autoridad migratoria, que calcula que el 55% de ellos estarían «en condición irregular». En total han salido de su país cinco millones de venezolanos, de acuerdo con la ONU.

En medio de una mayor velocidad de los contagios, el mandatario enfatizó que su «prioridad» será la inmunización de los colombianos.

Sin embargo, explicó que en el caso de los venezolanos que estén regularmente en el país se aplicarán los mismos criterios para la vacunación que para los nacionales, es decir, por su condición de riesgo.

El gobierno anunció recientemente un programa de vacunación masiva a partir de febrero, tras asegurar el acceso a 40 millones de dosis para una población de 50 millones de habitantes. Entre las vacunas seleccionadas están las de las farmacéuticas Pfizer y AstraZeneca.

Este lunes el presidente Duque fue criticado por su anuncio en torno a la población migrante.

«No vacunar a los venezolanos es una mala idea desde un punto de vista epidemiológico. Pero es sobre todo una propuesta antiética: excluye a los más vulnerables y discrimina de forma casi amenazante en contra de un grupo de personas por su nacionalidad y estatus migratorio», escribió en Twitter el exministro de Salud Alejandro Gaviria.

Colombia es el tercer país latinoamericano con más contagios (1,5 millones) y el cuarto con mayor número de muertes (40.400).

Contenido relacionado

  • El esfuerzo por legalizar el cultivo de cannabis medicinal en Brasil
    Las plantas de marihuana florecen al sol, en lo alto de una propiedad rural de la región montañosa de Rio de Janeiro: son de una ONG pionera en la producción de cannabis medicinal que todavía lucha por legalizar su cultivo en Brasil.
  • Empresa argentina producirá vacunas anticovid de ARN mensajero
    La empresa argentina Sinergium Biotech se prepara para producir vacunas contra el covid-19 de tecnología ARN mensajero, similares a las de las compañías Pfizer y Moderna, que destinará a los países de América Latina mediante un convenio con la Organización Panamericana de la Salud.
  • OMS: delta ha sustituido a otras tres variantes del COVID-19
    La variante delta, presente en 185 países, ha sustituido en gran medida a las otras tres variantes preocupantes, alfa, beta y gamma, que ahora representan cada una menos del 1% de los casos secuenciados, dijo la OMS el martes.