La ONU dice que nadie debería estar obligado a votar en la Constituyente en Venezuela
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, sostiene una bandera del país durante la clausura de la campaña para la elección de la Asamblea Constituyente, en Caracas, el 27 de julio de 2017 © AFP Federico Parra
Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association

Ginebra (AFP) – El Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos consideró que nadie debería estar obligado a votar el domingo en Venezuela, donde está prevista la elección de una Asamblea Constituyente organizada por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y criticada por la oposición.

“Estamos muy preocupados”, dijo este viernes en Ginebra una portavoz del Alto Comisionado, considerando que deben “respetarse los deseos del pueblo venezolano de participar o no en esta elección”.

Según la portavoz, “nadie debería estar obligado a votar y quienes deciden libremente participar en esta elección deberían poder hacerlo en total libertad”.

El Alto Comisionado llamó a las autoridades venezolanas a que gestionen las manifestaciones contra la Constituyente en conformidad con las reglas internacionales en materia de derechos humanos.

El Alto Comisionado dijo que estaba especialmente preocupado por el hecho de que se hayan prohibido todas las manifestaciones hasta el 1 de agosto.

El gobierno del presidente Maduro amenazó con entre 5 y 10 años de cárcel a quienes boicoteen la votación.

La agencia de la ONU también pidió a los opositores que se mantengan pacíficos.

“Esperamos que la elección prevista el domingo, si tiene lugar, se desarrolle de forma pacífica y respetando los derechos humanos”, concluyó la portavoz.

La elección de los miembros de una Asamblea Constituyente encargada de reescribir la Constitución venezolana llega en un momento de máxima tensión en el país.

La oposición, que se niega a participar en el proceso, considera que la Constituyente es un recurso del presidente Maduro para perpetuarse en el poder, sortear al Parlamento —de mayoría opositora— y evitar la elección presidencial prevista a finales de 2018.

El Gobierno asegura por su parte que la futura Asamblea Constituyente, para la que no se definió la duración del mandato, aportará paz y permitirá la recuperación económica del país.