• Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association
  • All for Venezuela - Hispanos Press

El Club de Fútbol de Los Ángeles (LAFC) se recuperó de su racha de dos derrotas seguidas con la victoria, el viernes, ante el Vancouver Whitecaps 2-0.

La anotación de los goles estuvo a cargo de Carlos Vela y Diego Rossi, con la asistencia del delantero costarricense Marco Ureña en ambas ocasiones.

El delantero mexicano Carlos Vela ayudó con la ventaja a favor de su equipo con la anotación del primer gol, en el minuto 59. El delantero uruguayo Diego Rossi amplió la ventaja 11 minutos después.

“Creo que fue un gran juego para nosotros. Hablamos sobre esta semana y sobre cómo tuvimos que cambiar algo. Hicimos algo mal en el pasado. Hablamos sobre tener que defender mejor”, dijo Vela. “Tenemos que ser un equipo En el frente, tenemos los jugadores, tuvimos que arriesgarnos, y lo hicimos. Fue algo bonito.”

Para el director técnico del LAFC, Bob Bradley, la victoria fue una respuesta realmente fuerte.

“Hablamos de mejorar cada semana. Y hablamos de ello desde el punto de vista de nuestro fútbol y también tenemos una ventaja competitiva y sabemos cómo ganar diferentes tipos de juegos”, dijo Bradley. “Hoy, creo que muchas cosas van en esa segunda categoría, porque Vancouver es un equipo difícil de enfrentar. Así que pensé que nuestra competitividad, nuestra concentración, esas cosas eran muy buenas hoy”.

Hasta ahora, Rossi y Vela han anotado cuatro goles cada uno en la historia del equipo, de los 11 que lleva el club. Sin embargo, Rossi es el único jugador de la Ligas Mayores de Fútbol (MLS) con cuatro goles y cuatro asistencias en esta temporada.

Esta fue la tercera victoria del club como equipo visitante después de una racha de dos derrotas seguidas ante el LA Galaxy y luego con el Atlanta United. También contribuyó a romper la racha de 11 partidos ganados en forma consecutiva que poseía Vancouver.

Carl Robinson, director técnico del Vancouver, destacó sentirse decepcionado por la derrota del equipo.

“No voy a criticar el esfuerzo de los jugadores. No fuimos lo suficientemente buenos ese día, y es culpa mía, esa es mi responsabilidad”, dijo Robinson.  “Pero a veces durante la temporada, vamos a tener que pedirles a los jugadores que den un paso adelante. Hoy lo hicimos, pero fuimos derrotados por un mejor equipo. Hay que aceptar eso”.

A pesar de la victoria del LAFC, los fanáticos del Vancouver mostraron su aprecio con una ovación al defensa del club angelino, Jordan Harvey, cuando salió del campo en el minuto 86. Harvey estuvo siete temporadas con Vancouver antes de firmar contrato con LAFC.

“Ha sido un poco extraño desde el momento en que aterrizamos, con el paisaje y luego en la entrada [al estadio], fue realmente increíble”, dijo Harvey. “Los fanáticos fueron muy amables, estoy muy agradecido por mi tiempo aquí y los recuerdos que tuve, realmente agradezco el apoyo que obtuve esta noche”.

El próximo partido del LAFC será contra el Montreal Impact en el Estadio Saputo, el sábado 21 de abril a las 10 a.m.