Como una forma de recordar las tradiciones navideñas de su niñez en sus pueblos natales en México, Rosy Macías y Gloria López no se pierden una posada navideña en la Calle Olvera desde hace diez años.

“Para nosotros es una tradición venir a la Placita Olvera. Queremos recordar nuestras tradiciones y tratamos de traer a nuestros nietos para que lo disfruten”, dijo Macías, oriunda de Aguascalientes.

López, quien es oriunda de Mazatlán (Sinaloa), recordaba todo lo que repartían en México, como tamales y regalos [bolos]  para los niños.

“Los bolos tenían cacahuates, colaciones. Para nosotros era un agasajo”, recordó López con emoción.

Los participantes acompañaron al grupo personas, vestidos como pastores, en su recorrido por la corta calle donde se encuentra el mercado (Fotos: Hispanos Press)
Los participantes acompañaron al grupo personas, vestidos como pastores, en su recorrido por la corta calle donde se encuentra el mercado (Fotos: Hispanos Press)

Macías y López se unieron a un nutrido grupo de visitantes que se reunió en la Calle Olvera para presenciar el inicio de las tradicionales Posadas, con el que se representa la petición de posada por parte de José y María en preparación de la llegada del Niño Jesús.

La procesión encabezada por una imagen de la Sagrada Familia comenzó frente a la Casa Adobe Ávila, la construcción más antigua de Los Ángeles.

Los participantes acompañaron al grupo personas, vestidos como pastores, en su recorrido por la corta calle donde se encuentra el mercado. Durante la corta caminata, que culmino frente a la antigua casa, entonaron cantos navideños tradicionales y el grupo la Rondalla del Sol los acompañó con música de su repertorio.

La tradición de las Posadas en la Calle Olvera comenzó en 1930, cuando los comerciantes de la esa calle se unieron para continuar esa tradición mexicana en Los Ángeles. El tatarabuelo de Christina Mariscal Pasten, originarios de Sonora, fue uno de los primeros organizadores.

“El comenzó su negocio cuando empezó lo que se conoce actualmente como la Placita Olvera”, dijo Mariscal Pasten, quien es la quinta generación de la familia que colabora para continuar la tradición. “Es algo que representa nuestra cultura, nuestras tradiciones. Para mí es un orgullo poder compartir esto con todos Los Ángeles.

La Rondalla del Sol acompañó con su música (Foto: Hispanos Press)
La Rondalla del Sol acompañó con su música (Foto: Hispanos Press)

Su familia es la primera con seis generaciones al frente de un negocio en la Calle Olvera, MyRosa Enterprises, ubicada en el local E14. La sexta generación incluye el pequeño hijo de Mariscal Pasten, quien está por cumplir un año.

Valeria Hanley, dueña de la tienda Casa California, señala que Las Posadas se realizan durante nueve noches, desde el 16 hasta el 24 de diciembre. El evento comienza con piñatas para los niños, a las 6:45 seguida de la procesión, a las 7:30 de la noche. Al final, los asistentes reciben pan y champurrado gratis y pueden disfrutar de una pastorela que se realiza en la Iglesia Metodista ubicada frente a la plaza.

“Los comerciantes siempre tratamos de guardar las tradiciones que tenemos para que, no solo la gente de nuestra comunidad lo sepa, sino para que los que no son de nuestra comunidad vean lo lindo que es tener ese sentido de estar con gente y familia”, dijo Hanley.

Para Isabel García, fue una forma de recordar las tradiciones navideñas que vivió en su niñez en El Salvador. En su pueblo natal, cada noche de posada la imagen del Niño Jesús visita una casa distinta y se queda resguardado allí hasta el día siguiente, cuando lo llevan a otro hogar.

“Es algo tan bonito, que ha durado tantos siglos, para poder darle gracias a Dios por lo que tenemos”, dijo García, quien tiene 30 años viviendo en Los Ángeles.

 

@PlacitaOlvera #LasPosadas #PlacitaOlvera

Artículo anteriorUna opción educativa diferente
Artículo siguienteLatinos con mayor riesgo de padecer glaucoma
Marvelia Alpízar (Venezuela). Periodista, educadora y traductora. Fundadora del medio en línea Hispano Press, en Los Ángeles (California). Durante 3 años se desempeñó como reportera para el diario “La Opinión” de Los Ángeles (2012 – 2015). Trabajó como maestra de inglés como segundo idioma (ESL) y español como idioma extranjero en escuelas primarias de Carolina del Sur y Georgia (1999 - 2011). Trabajó como profesora de inglés como idioma extranjero (EFL) para el Laboratorio de Idiomas de la Universidad de Carabobo (Valencia, Venezuela). Licenciada en Educación por la Universidad de Carabobo, Venezuela (1995) y Periodismo Impreso por el St. Mary-of-the-Woods College, Indiana (2008). Maestría en Periodismo Digital por el Sistema de Universidad Virtual de la Universidad de Guadalajara (2018)