Venezuela debe 'rendir cuentas' a comunidad internacional, dice canciller de Japón
El ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Taro Kono, ofrece una conferencia de prensa conjunta con su par peruano Néstor Popolizio durante una visita oficial a Lima, el 14 de agosto de 2018 © AFP CRIS BOURONCLE

Lima (AFP) – Japón comparte con Perú la preocupación por la crisis socioeconómica que afecta a Venezuela y la necesidad de que ese país recupere su democracia, dijo este martes en Lima el ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Taro Kono.

Compartimos (con Perú) la visión de que Venezuela debe rendir cuentas a la comunidad internacional sobre todo los problemas (que la afectan, incluídos los económicos y sociales”, indicó Kono tras una reunión con su par peruano Néstor Popolizio y durante una declaración leída a la prensa en japonés -traducida al español-.

“Seguiremos requiriendo restaurar la democracia con una mayor participación ciudadana”, agregó el alto funcionario nipón, quien cumple una visita oficial en el marco de una gira por la región que incluye a Ecuador, Colombia y México.

Kono destacó el liderazgo de Perú por tomar la iniciativa de impulsar el Grupo de Lima, un colectivo de 14 países de la región que presionan al gobierno de Nicolás Maduro para recuperar la democracia en Venezuela.

“En el caso venezolano seguimos todos los esfuerzos para que la crisis que tienen ellos, de carácter político, humanitario, concluya y se recupere la democracia”, expresó por su parte el canciller peruano Popolizio.

La declaración incluyó una referencia a Corea del Norte, en la que el ministro japonés dijo que (ambos países)  “compartimos la intensión de continuar colaborando en busca de una desnuclearización completa verificable e irreversible de todas las armas de destrucción masiva y los misiles de todos los alcances”.

La relación entre Lima y Tokio se remonta a 1899, siendo una de las más añejas de la región.

Japón es el quinto socio comercial del Perú. El intercambio comercial anual entre ambos alcanza los 3.000 millones de dólares.

En el Perú existe una colectividad de 100.000 descendientes de japoneses, la más antigua en Sudamérica.

Uno de los descendientes más controvertidos es el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), quien recibió en diciembre pasado un indulto tras 12 años en prisión por corrupción y crímenes de lesa humanidad.