Atentan contra hija de periodista asesinada en México
Periodistas se manifestan contra el asesinato de su colega María Helena Ferral en la plaza Lerdo en Xalapa, estado de Veracruz, México, el 1º de abril de 2020 © AFP HECTOR QUINTANAR

México (AFP) – María Fernanda de Luna, hija de la periodista María Elena Ferral, asesinada en marzo pasado en el estado mexicano de Veracruz (este), denunció este domingo que fue víctima de un ataque armado, del que salió ilesa.

«El día de hoy a las 10:40 de la mañana (15H00 GMT), fui víctima de un atentado en el que estuvo en peligro mi vida», informó De Luna en una carta dirigida al gobierno federal y estatal, y difundida en sus redes sociales.

De acuerdo con la víctima, el ataque se registró en el municipio de Gutiérrez Zamora, mientras se dirigía a Xalapa, capital del estado, cuando una camioneta alcanzó al vehículo en el que viajaba y le disparó en varias ocasiones.

Los elementos encargados de su seguridad repelieron el ataque y lograron escapar de sus agresores, según narró De Luna en la misiva.

La Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz condenó los hechos e informó, en un comunicado, que desplegó un operativo de seguridad en la zona donde ocurrió el incidente.

«María Fernanda de Luna ahora está a cargo de la página digital que tenía su mamá. Sí, había informado que quería se reforzará su seguridad, había conocimiento de esto en el Mecanismo (de Protección a Periodistas) y estábamos en ello», dijo a la AFP Balbina Flores, representante en México de la organización Reporteros sin Fronteras (RSF).

María Elena Ferral, una de los tres periodistas asesinados en México este año, había denunciado múltiples amenazas por parte de políticos locales de la zona donde trabajaba.

Ferral cubría la zona conocida como sierra de Papantla, a unos 300 kilómetros del puerto de Veracruz, donde son constantes las desapariciones forzadas a manos de la policía.

México es uno de las naciones más peligrosas para ejercer el periodismo en el mundo. Más de 100 periodistas han sido asesinados en el país desde el año 2000 hasta la fecha.

En 2019, en México fueron ultimados 10 periodistas, según un conteo de Reporteros sin Fronteras.