Los demandantes de asilo en Estados Unidos que lleven más tiempo esperando en México o que sean víctimas de violencia tendrán prioridad para ingresar a ese país, informaron este jueves funcionarios de Naciones Unidas.

El llamado programa de Protección al Migrante (MPP en inglés), que obliga a los solicitantes de asilo a permanecer en México mientras esperan respuesta de cortes estadounidenses, quedará desactivado este viernes luego que el presidente Joe Biden ordenó cancelarlo a inicios de febrero.

El primer paso para restablecer el procedimiento normal de asilo será registrar en línea a unas 26.000 personas cuyos casos están activos bajo el MPP e iniciar un proceso de verificación de datos, evaluación de vulnerabilidad, traslado a la frontera norte de México e ingreso a Estados Unidos.

EEUU admitirá a demandantes de asilo que esperan en México

«La prioridad será la fecha de enrolamiento (en el MPP) y eventualmente situaciones de vulnerabilidad que aceleren el ingreso», explicó un alto funcionario de la ONU en una sesión informativa.

Cálculos de oenegés estadounidenses indican que unas 70.000 personas habrían sido devueltas a México entre enero de 2019 y diciembre de 2020 bajo los acuerdos MPP.

Según el gobierno mexicano, en el país permanecen unos 6.000 migrantes como parte del programa «Quédate en México» impuesto por el exmandatario Donald Trump.

Los casos activos son aquellos que están esperando alguna audiencia o personas que apelaron un fallo negativo de la corte.

«Es difícil pedir paciencia a personas que ya han sido pacientes por dos años en condiciones muy difíciles, pero es realmente en favor de que todo funcione bien», añadió el funcionario.

Muchos solicitantes son personas pobres víctimas de amenazas o violencia en sus países de origen o en su ruta hacia el norte de México. Otros fueron separados de sus familias o tienen menores a su cargo.

EEUU quiere agilizar proceso de pedidos de asilo de migrantes

Personal de la ONU evaluará las situaciones de vulnerabilidad, aunque los criterios definitivos los determinará el gobierno estadounidense.

Los funcionarios internacionales reiteraron que las personas elegibles no deben acercarse a la frontera, sino completar el proceso en línea y aguardar a que la organización los contacte y traslade a alguno de los tres puntos de ingreso fronterizo que serán informados posteriormente.

La ONU también facilitará pruebas rápidas de detección de covid-19 y espacio adecuado para realizar una cuarentena de 10 días a quienes resulten contagiados antes de cruzar hacia territorio estadounidense.

Los responsables indicaron asimismo que el programa funcionará hasta que todas las personas registradas logren ingresar a Estados Unidos.

«No hay prisa, este programa está diseñado de manera que todo aquel que tenga un caso activo en MPP pueda cruzar», señaló el funcionario.

Contenido relacionado

  • República Dominicana planea muro fronterizo contra migración ilegal haitiana
    La propuesta de un muro fronterizo llega después de planes de regularización de indocumentados, que son acompañados a su vez de deportaciones masivas.
  • La última frontera de los caminantes venezolanos
    Colchane (Chile) (AFP) – El sol se posa en línea recta en una meseta sin sombra. Con la respiración entrecortada por los 3.700 metros de altura, Anyier intenta reponerse sentada a la orilla de la carretera: hace siete horas cruzó a pie a Chile desde Bolivia, su quinta frontera desde que dejó Venezuela. «Esto ha […]
  • Chile endurece su discurso migratorio hacia indocumentados
    La imagen de 87 migrantes, la mayoría venezolanos, subiendo a un avión militar de Chile para ser devueltos a su país hace dos semanas consolidó un giro en la política migratoria del gobierno de Sebastián Piñera, que genera un clima hostil hacia los indocumentados.