Coloquio en Francia sobre gran telescopio LSST en Chile, superhéroe de la astronomía
Dibujo publicado el 8 de junio de 2018 por el CNRS que muestra el futuro telescopio LSST, en Chile. AFP PHOTO / CNRS / LSST Project/NSF/AURA © LSST Project/NSF/AURA/AFP -
Hispanos Press - IfleetGPS - Cancer Association

Lyon (AFP) – Conjuga todos los superlativos: la cámara digital más potente del mundo, espejo gigante, el catálogo astronómico más grande realizado hasta ahora. El futuro telescopio LSST en Chile, será esta semana el centro de atención de un congreso de astronomía en la ciudad francesa de Lyon (este).

El Large Synoptic Survey Telescope (LSST) o Gran Telescopio para Rastreos, que será puesto en marcha en 2020 en la montaña de Cerro Pachón, en los Andes chilenos, “revoluciona la forma en que hacemos astronomía”, dijo Emmanuel Gangler, jefe del proyecto LSST en Francia.

Se trata de “un proyecto que hace soñar”, agregó sobre el telescopio superpoderoso de 8,4 metros de diámetro, que realizará un exámen del universo en 3D que será el más rápido, el más profundo y el más vasto, con el mapa más completo del cielo del hemisferio austral hecho hasta ahora.

“En el hemisferio sur, tenemos acceso al centro de la Vía Láctea”, indicó Gangler. “Deberíamos comenzar los relevos (de datos) en el último trimestre de 2022”. La primera piedra se colocó a mediados de abril de 2015.

Más de 150 investigadores europeos y estadounidenses participan desde este lunes hasta el viernes en el congreso de Lyon, que anticipa la parte de producción del telescopio, fruto de una colaboración internacional dirigida por Estados Unidos.

Su costo de construcción ronda los 670 millones de dólares, reveló.

Francia juega un papel primordial en este proyecto al que se sumó en 2007 con 10 unidades del Instituto Nacional de Física Nuclear y de Física de las Partículas (In2p3) del CNRS, el organismo público de investigación.

El aporte francés fue la cámara digital de 3.200 millones de píxeles (y 200 millones de dólares), la más grande construida hasta la fecha, capaz de tomar una foto del cielo cada 40 segundos.

Otra proeza francesa es el sistema de cambio de filtros robotizado de la cámara. Quince veces más rápido de lo que se logra hoy en día.

Los astrónomos “quieren ver el cielo en colores diferentes para resaltar los objetos”. En Hawái, se tarda media hora en cambiar un filtro del telescopio Subaru, durante este tiempo no hay observación posible.

“¡Con nuestro sistema eso tomará dos minutos!”, se regocija el investigador en cosmología de In2p3 en Clermont-Ferrand (centro de Francia).

– Misteriosa energía negra –

Otra cifra ‘astronómica’ es el volumen de datos informáticos que se producirán: 500 Petabytes (500.000 billones de bytes), en diez años de funcionamiento del telescopio, para registrar 40 mil millones de objetos astronómicos (galaxias, estrellas, asteroides …).

“Si alguna vez un asteroide amenaza a la Tierra, seremos los primeros en verlo”, afirma.

Los datos que se obtengan serán analizados y tratados a medias por el Centro de Cálculo del In2p en Lyon y los investigadores en Estados Unidos.

Además de hacer un inventario del sistema solar y de la cartografía de la Vía Láctea, el objetivo científico del LSST es intentar definir la naturaleza de la misteriosa energía negra, denominada así porque no se ve nada.

“Es uno de los grandes enigmas de la ciencia”, reconoció el astrofísico. El universo contiene alrededor de 5% de materia “ordinaria” (nosotros, las estrellas, los planetas…) y 26% de materia negra, que deforma la trayectoria de los rayos de luz.

La forma en que se distribuyen las galaxias en el universo depende de la naturaleza de esta fuerza enigmática.

Mientras “más observemos galaxias, más nos acercaremos a la naturaleza de la energía negra”, dijo. “Vamos a descubrir, estoy seguro, cosas nuevas de las que ignorábamos su existencia”, apuntó entusiasta.

En esta zona de Chile se espera un gran terremoto durante los diez años de observaciones. “El edificio, que cumple los estándares sísmicos, podría ser destruido, no así el telescopio ni la cámara”, advirtió el científico.