Bogotá (AFP) – Decenas de campesinos se manifestaron este viernes en Bogotá en rechazo al desplome de los precios de la papa, ante la caída del consumo en un país empobrecido y restringido por la pandemia.

El líder campesino, César Pachón, le exigió al gobierno mejores «condiciones para trabajar la tierra», que le garanticen no vender su cosecha a pérdida.

«El campo en Colombia está muriendo», dijo Pachón a la AFP, mientras protestaba frente al ministerio de Agricultura junto a un simbólico ataúd.

Con el cierre de restaurantes, cafeterías, hoteles y escuelas como medida para frenar la expansión del nuevo coronavirus, el consumo de papa disminuyó cerca de un 50% en septiembre, según cifras oficiales.

Desde que Colombia detectó el primer caso de covid-19 en marzo, el gobierno ordenó la emergencia sanitaria y una serie de medidas de confinamiento para evitar la expansión del virus, que se han ido relajando ante la debacle económica.

El desplome de los precios del tubérculo tiene que ver con una «caída de la demanda de papa por parte de otros sectores productivos (…) y en segundo lugar con la caída del ingreso de las familias que los llevó a recortar su consumo», explicó Jorge Restrepo, profesor de economía de la Universidad de Javeriana.

Colombia arrastra un desempleo urbano del 18,3% y una informalidad laboral que afecta a casi el 50% de los trabajadores.

«Es inescapable que en medio de una recesión el precio de los alimentos se desplome», añadió el experto.

El precio de la papa depende de su variedad y el lugar donde se vende. En promedio un kilo que antes se compraba en una plaza de mercado a mil pesos (0,2 centavos de dólar), hoy cuesta menos de la mitad.

El Ministerio de Agricultura anunció una ayuda de 8,2 millones de dólares para beneficiar a 25.000 pequeños productores, pero los campesinos consideran que es insuficiente.

Según la Federación Colombiana de Productores de Papa, unas 110.000 familias viven de este cultivo en el país.

Con 50 millones de habitantes, el país sudamericano es el quinto de la región con mayor número de muertos (33.669) por covid-19 y el tercero con más contagios (1.182.697).

Contenido relacionado

  • Colombia aprueba nuevos impuestos para paliar pandemia
    El gobierno de Colombia expidió este martes nuevos impuestos para empresas y el sector financiero para paliar los estragos de la pandemia, tras el estallido social con decenas de muertos que causó su propuesta previa de gravar a la empobrecida clase media.
  • Ilan Goldfajn, nuevo director del FMI para las Américas
    El economista brasileño Ilan Goldfajn fue designado para encabezar el departamento para las Américas del Fondo Monetario Internacional (FMI), informó el lunes la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva.
  • Uruguay y China inician negociaciones para acuerdo de libre comercio
    El anuncio de Uruguay sobre el inicio de negociaciones con China para buscar un acuerdo bilateral de libre comercio, fue recibido con cautela e «inquietud» por algunos integrantes del Mercosur, que blande la regla del consenso para tratados con países extrazona.