Pekín (AFP) – Un equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegará finalmente esta semana a China para iniciar la investigación sobre el origen del coronavirus, más de un año después de su irrupción y en un contexto de aumento de casos en Europa y Norteamérica.

Acusado de intentar bloquear la investigación, Pekín confirmó este lunes que los 10 expertos de la OMS llegarán finalmente el jueves para realizar «investigaciones conjuntas con científicos chinos», según un parco comunicado del Ministerio de Salud.

La misión de investigación de la OMS en China es muy esperada a nivel político, máxime cuando el costo humano y económico de la pandemia ha generado ira y frustración en todo el mundo, donde se han registrado casi dos millones de muertos por más de 90 millones de casos confirmados.

En Europa, las cifras de contagios siguen aumentando. La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió que «la fase más dura de la pandemia» llegará en las próximas semanas y el Reino Unido aceleró la lucha contra el virus con la apertura de nuevos centros de vacunación.

El anuncio de la llegada del equipo de la OMS coincide con el aniversario de la primera muerte confirmada en China, en la ciudad de Wuhan (centro). Un mercado de esta metrópolis de 11 millones de habitantes se considera como el primer gran foco de la epidemia.

Hospitales saturados –

La recuperación de Wuhan, la primera ciudad en confinarse en enero de 2020, contrasta con la situación en muchas partes del mundo, donde la pandemia sigue su curso lastrada por la aparición de nuevas cepas y los gobiernos se preparan para imponer nuevos confinamientos y toques de queda.

Las nuevas oleadas de contagios en Europa y Norteamérica han llegado en un momento de administración de las vacunas contra el covid-19, aprobadas y desarrolladas en un tiempo récord.

Con los hospitales al borde de la saturación por la irrupción de una nueva cepa y cuando el país se encuentra en confinamiento total, el gobierno británico abrió siete grandes centros de vacunación contra el coronavirus.

«Las próximas semanas van a ser las peores semanas de esta pandemia», advirtió el lunes el principal consejero médico del gobierno, Chris Whitty, a la BBC. Las autoridades británicas buscan inmunizar a 15 millones de personas para mediados de febrero.

Al otro lado del Atlántico, en México, que ocupa el cuarto lugar entre los países con mayor número de muertes y el segundo de América Latina, la pandemia ha dejado los hospitales en un estado «crítico», con los paramédicos luchando incluso por encontrar camas para los pacientes.

«Para que haya capacidad de respuesta [en los hospitales se] tiene que dar de alta a uno o que se muera uno. Está cabrón [difícil], pero es la verdad», dijo a la AFP Ángel Zúñiga, coordinador de socorros de la Cruz Roja de Toluca, a 40 kilómetros de la capital.

Para responder a la impaciencia mundial frente a las dificultades que están surgiendo para acceder a la vacuna, la empresa alemana BioNTech afirmó que podrá producir «2.000 millones de dosis» de su vacuna, desarrollada con el gigante estadounidense Pfizer, hasta fines de 2021, un objetivo muy superior al anterior, de 1.300 millones de dosis.

Por su parte, el laboratorio estadounidense Moderna, cuya vacuna fue la segunda en ser autorizada en la UE, empezó a hacer sus entregas en Europa, según anunció el lunes en un comunicado.

Las vacunas se entregará en un punto central que cada Estado decidirá y a partir de ahí las autoridades nacionales coordinarán su distribución.

India, el segundo país más poblado del mundo, en el que el covid-19 mató a 150.000 personas, se dispone a lanzar el sábado su colosal y compleja campaña de vacunación que busca inmunizar a 300 millones de sus 1.300 millones de habitantes.

«Estoy impaciente por vacunarme y vivir sin miedo y sin mascarilla todo el tiempo. El año pasado fue muy duro», declaró a la AFP Shatrughan Sharma, un trabajador de 43 años en Nueva Delhi.

En tanto, Rusia anunció que 1,5 millones de personas en el mundo se inocularon su vacuna Sputnik V y que ahora contempla desarrollar una versión «light» que solo requeriría una inyección, aunque su eficacia sería menor, para aportar una solución temporal en algunos países.

«Falsa sensación de seguridad» –

Con todo, el director de salud de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), Emanuele Capobianco advirtió contra la «falsa sensación de seguridad» que podrían comportar el despliegue de las vacunas e instó a seguir adoptando las medidas de higiene y distanciamiento.

Así, a corto plazo, los países europeos endurecen las restricciones para reducir los contactos, pese al riesgo de perjudicar la economía.

Portugal, donde la epidemia alcanzó nuevos récords el lunes, con 122 muertos en 24 horas y casi 4.000 personas hospitalizadas, «decretará algo muy similar al primero confinamiento de marzo» durante un Consejo de Ministros el miércoles, afirmó el primer ministro, Antonio Costa.

Contenido relacionado

  • El esfuerzo por legalizar el cultivo de cannabis medicinal en Brasil
    Las plantas de marihuana florecen al sol, en lo alto de una propiedad rural de la región montañosa de Rio de Janeiro: son de una ONG pionera en la producción de cannabis medicinal que todavía lucha por legalizar su cultivo en Brasil.
  • Empresa argentina producirá vacunas anticovid de ARN mensajero
    La empresa argentina Sinergium Biotech se prepara para producir vacunas contra el covid-19 de tecnología ARN mensajero, similares a las de las compañías Pfizer y Moderna, que destinará a los países de América Latina mediante un convenio con la Organización Panamericana de la Salud.
  • OMS: delta ha sustituido a otras tres variantes del COVID-19
    La variante delta, presente en 185 países, ha sustituido en gran medida a las otras tres variantes preocupantes, alfa, beta y gamma, que ahora representan cada una menos del 1% de los casos secuenciados, dijo la OMS el martes.