Santiago (AFP) – La licitación de litio que se adjudicará a menos de dos meses del término del gobierno de Sebastián Piñera en Chile, el segundo productor mundial del metal, levantó suspicacias en la oposición y en el equipo del presidente electo, el izquierdista Gabriel Boric.

La subasta busca adjudicar 400.000 toneladas de litio metálico o 2.129.200 de toneladas de Carbonato de Litio Equivalente (LME), la unidad de referencia de la industria, divididas en cinco cuotas, con un plazo de siete años para hacer la explotación geológica, los estudios y el desarrollo del proyecto.

El contrato entrega otros 20 años para la explotación de este metal ligero, considerado clave para el desarrollo de los vehículos eléctricos.

«Hasta 2016 Chile era el mayor productor mundial de litio, con un 37% del mercado. Pero hoy caímos (al 32% en 2020) y hemos sido superados por Australia (46%)», dijo el ministro de Minería de Chile, Juan Carlos Jobet, para justificar el proceso lanzado en octubre para recobrar la posición de liderazgo del país en este mercado emergente.

«Si no logramos aumentar la producción, al año 2030 habremos caído al 17% (de la participación mundial)», agregó Jobet, que busca que Chile aumente su producción a ese año a 450.000 toneladas de LCE.

Debido a su uso en la fabricación de baterías para autos eléctricos y artículos electrónicos, está previsto que la demanda de litio mundial crecerá un 21% en 2030, de acuerdo a un último reporte de la Comisión Chilena del cobre (Cochilco), un organismo técnico estatal chileno

«Este incremento descansa en el mayor consumo proyectado de baterías de ionlitio del sector automotriz. En efecto, anticipamos que el segmento de vehículos eléctricos pase de representar el 41% del consumo agregado de litio en 2020 a un 73% en 2030», dice un reporte de Cochilco presentado esta semana.

De la mano también de la electromovilidad y de la demanda de China, el precio del cobre -del cual Chile es su principal productor mundial, con más de un 25% de la oferta global- alcanzó precios récord en 2021 en los mercados internacionales.

«Empresa Nacional del Litio» –

El proceso que lleva adelante el gobierno chileno despertó sospechas en legisladores de oposición, quienes pidieron a la justicia suspender la licitación, mientras que en las redes sociales fue convocada una manifestación nacional para la tarde de este viernes, bajo la consigna «A recuperar nuestros recursos».

«Lo que está haciendo el gobierno del presidente Piñera es poner en riesgo el interés general de la Nación», dijo a la prensa el diputado del opositor Partido por la Democracia (PPD), Raúl Soto, tras presentar el martes un recurso de protección para frenar el proceso.

Para el presidente electo, Gabriel Boric, que asume el próximo 11 de marzo, Chile no puede nuevamente cometer el «histórico error de privatizar los recursos» como el litio, tal como antes lo hizo con el cobre, el que finalmente fue nacionalizado en 1971 por el gobierno del socialista Salvador Allende (1970-1973).

Gracias a esa acción, la estatal Corporación Nacional del Cobre (Codelco) es la principal productora mundial del metal, en cuya industria en Chile hoy también participan las principales mineras privadas, que en conjunto producen algo más del 25% de la oferta mundial.

En su programa, Boric, que ganó en segunda vuelta con un 55,8% de los votos, propone la creación de una «Empresa Nacional del Litio», que desarrolle una nueva industria nacional, con protagonismo de las comunidades y agregando valor a la producción.

«Lo que nos gustaría a nosotros es que este proceso se detuviera por un tiempo largo», dijo Willy Kracht, coordinador del equipo de Minería de Boric, que el miércoles se reunió con el ministro Jobet, junto a la jefa de campaña del mandatario electo, la médica Izkia Siches.

Sin embargo, Kracht reconoció que las bases no son posibles de modificar pero que buscarán establecer una «mesa de trabajo» para incorporar algunas condiciones en los contratos de licitación, cuya adjudicación debe conocerse el próximo 14 de enero.

Cinco empresas en competencia-

Cinco empresas, entre ellas las mayores explotadoras mundiales de litio, la chilena Sociedad Química y Minera de Chile (SQM), que extrae el 17% de este metal en el mundo, y la estadounidense Albemarle, que produce el 19%, presentaron ofertas económicas para esta licitación de hasta 61 millones de dólares por una de las cinco cuotas.

La licitación no establece el lugar de explotación. De acuerdo al gobierno, corresponde solo al 4% de las reservas comprobadas de Chile y tras la adjudicación, los proyectos deberán someterse a toda la normativa ambiental vigentes.

Contenido relacionado