México (AFP) – La consulta popular para decidir si prosigue o no la construcción de un polémico nuevo aeropuerto para la capital de México se hará en una selección de municipios de todo el país, formulando una sola pregunta y sin participación de autoridades electorales, informó este lunes el gobierno electo.

La construcción del nuevo aeropuerto de Ciudad de México, obra insignia del gobierno saliente de Enrique Peña Nieto, ha sido duramente criticada por el electo Andrés Manuel López Obrador, quien en campaña prometió cancelarla, por considerarla “faraónica” y bajo sospecha de corrupción.

Ya como mandatario electo, López Obrador moderó su postura y dijo que sometería a consulta popular la continuidad del proyecto, que se construye en la zona de Texcoco, al noreste de la ciudad.

El tema del aeropuerto de Texcoco va más allá de la Ciudad de México (…) tiene un impacto social, económico, ambiental y sobre todo un impacto en las finanzas públicas, algo que nos involucra a todos los mexicanos”, dijo Jesús Ramírez, jefe de comunicación del gobierno electo.

La consulta pública, que será complementada por una encuesta de la que aún no se han dado detalles, se efectuará del 25 al 28 de octubre en plazas públicas de 538 municipios de los 32 estados mexicanos, de un total de más de 2.500, en donde se instalarán 1.073 mesas, detalló Ramírez.

Los municipios seleccionados para la muestra representan “un universo del 82% de los electores de nuestro país”, afirmó el portavoz, mientras que el costo estimado del proceso será de 1,5 millones de pesos (79.500 dólares), que serán cubiertos con aportes de legisladores oficialistas, agregó.

El “consejo ciudadano” responsable de la consulta está integrado por académicos de diversas disciplinas, así como miembros de diversas organizaciones sociales, campesinas y ambientalistas de todo el país.

“Las decisiones que nos impactan a los mexicanos requieren ser consensuadas (…) a partir de hoy sin el pueblo no se van a poder hacer las cosas”, dijo Jerónimo Jacobo, miembro del consejo y representante de organizaciones campesinas e indígenas.

Quienes participen recibirán una boleta en la que se pregunta: “Dada la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, ¿cuál opción plantea usted que sea mejor para el país?”

Se plantean dos alternativas: primero, la propuesta del propio López Obrador de reacondicionar el actual aeropuerto Benito Juárez y el de la vecina ciudad de Toluca, así como construir dos pistas en un antiguo aeropuerto militar en la periferia de Ciudad de México.

La segunda es continuar con la edificación del nuevo y dejar de usar el envejecido Benito Juárez.

Ramírez afirmó que la convocatoria para participar en la consulta incluye a “los integrantes de las instituciones electorales” y que vecinos de la capital mexicana harían una petición formal para que la autoridad electoral local se involucre en la organización de la misma.

“Pero esa es una petición ciudadana, no corre a cargo nuestro”, aclaró.