El secretario general de la OEA, Luis Almagro, el 28 de agosto de 2018 en Santo Domingo © afp/AFP Erika SANTELICES
El secretario general de la OEA, Luis Almagro, el 28 de agosto de 2018 en Santo Domingo © afp/AFP Erika SANTELICES

Santo Domingo (AFP) – El secretario general de la OEA, Luis Almagro, abogó este martes en Santo Domingo por que los países de América Latina apliquen sanciones contra el gobierno venezolano, al que tilda de “dictadura”.

“La prioridad para Venezuela es que los países latinoamericanos apliquen sanciones, y más sanciones de la Unión Europea y Estados Unidos”, dijo el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA) a periodistas.

Al margen de un foro sobre partidos políticos organizado por el Parlamento Centroamericano (Parlacen), Almagro enumeró las actuaciones de la secretaría general contra el gobierno de Nicolás Maduro, entre ellas la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

“La OEA solo tiene instrumentos jurídicos y esos instrumentos han sido aplicados (…), la prioridad para la OEA es que los venezolanos puedan vivir en paz y en democracia”, añadió el excanciller uruguayo.

Almagro es un enconado crítico de Maduro, quien por su parte lo acusa de ser el ejecutor del libreto de Estados Unidos para derrocar al gobierno socialista y apoderarse del petróleo venezolano.

El secretario general convocó incluso un panel internacional independiente, que a mediados de este año concluyó que hay “fundamento suficiente” de crímenes de lesa humanidad en Venezuela y recomendó remitir la evidencia a la Corte Penal Internacional (CPI).

Los expertos documentaron 131 muertes atribuidas a fuerzas de seguridad o grupos armados afectos al gobierno, durante protestas contra Maduro ocurridas desde 2014.

Almagro también señaló que la OEA seguirá implicada en la solución de la crisis de Nicaragua, donde protestas que piden la salida del poder de Daniel Ortega dejan unos 300 muertos desde el pasado 18 de abril.

“La OEA tiene que seguir vinculada al tema de Nicaragua, los trabajos que está haciendo la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) son fundamentales (…) para esclarecer la verdad y dar justicia en Nicaragua”, sostuvo.

El responsable del organismo hemisférico remarcó que no se puede permitir que la crisis nicaragüense “se extienda en el tiempo, porque eso implica costos para la gente y también termina afectando a la región”.