La alcaldía de Los Ángeles anunció recientemente una nueva herramienta para ayudar a los ex-convictos que viven en la ciudad a iniciar o continuar sus estudios para reintegrarse a la sociedad.

El programa “Mi Educación, Mi Libertad” es una iniciativa administrada por la Oficina de Reingreso de la Alcaldía de Los Ángeles, el centro de defensa Root & Rebound y el grupo de gestión educativa sin fines de lucro, Five Keys Schools and Programs.

“Los Ángeles es una ciudad de oportunidades y segundas oportunidades”, dijo el alcalde Garcetti. “La educación es una de las herramientas más poderosas para ayudar a las mujeres y los hombres a dar vuelta a la página después del encarcelamiento, disminuir las tasas de reincidencia y crear un cambio duradero en la vida de las personas”.

El programa ofrece asesoramiento a los ex-convictos sobre las opciones educativas que existen, la inscripción en la escuela y cómo obtener la ayuda financiera que necesiten para cursar sus estudios.

“En Root & Rebound estamos encantados de ser autor del conjunto de herramientas de Mi Educación, Mi Libertad y estamos profundamente agradecidos con nuestros asociados en la Alcaldía de Los Ángeles, Five Keys Schools and Programs, y nuestros aliados críticos, incluidos estudiantes y activistas anteriormente encarcelados , defensores y educadores que han invertido mucho tiempo, recursos y compartido sus experiencias personales, todo para hacer de este recurso una realidad “, dijo Katherine Katcher, fundadora y directora ejecutiva de Root & Rebound.

“Creemos que este conjunto de herramientas es una vía crítica y poderosa para las personas que tienen registros y están buscando reconstruir sus vidas”.

La Oficina de Reingreso de la Arcadia de Los Ángeles abrió sus puertas en 2015 y estableció un contrato de 8.9 millones de dólares con el Departamento de Transporte de California para lanzar el Programa de Trabajo Transitorio Nuevas Vías a Segundas Oportunidades.

De acuerdo con datos de esta oficina, más de 500 participantes se han inscrito en ese programa, con una tasa de retorno a prisión de solo 1.4%.